Sidebar

24
Sun, Jun
36 New Articles

Cultura
Tipografia

El físico británico falleció este miércoles, a los 76 años, en la ciudad de Cambridge.

“Quejarse no sirve nada y es una pérdida de tiempo”. Con esta frase una de las mentes más influyentes desde Albert Einstein enseñó que el universo también habitaba en su interior. Así, pudo sobreponerse a la parálisis total de su cuerpo durante más de cinco décadas, formar una familia y bucear en el cosmos.

“Estamos profundamente tristes por la muerte de nuestro padre”, dijeron sus hijos Lucy, Robert y Tim.

Hawking sufría esclerosis lateral amiotrófica (ELA), sin embargo, desde su famosa silla de ruedas y moviendo la mejilla ante una computadora, investigó y teorizó sobre los agujeros negros, la radiación, el “Big Bang”, y el tiempo como pocos.

“Sin la imperfección, ni tú ni yo existiríamos”, señaló en su programa transmitido por Discovery Channel en 2010.

Aunque el Nobel no le llegó en vida, su inigualable talento consistió en combinar campos diferentes pero igualmente importantes de la física: la gravitación, la cosmología, la teoría cuántica, la termodinámica y la teoría de la información.

No le fue fácil sobreponerse a esa rara enfermedad. Cuando tenía 21 años, en 1963, le diagnosticaron pocos años de vida debido a la degeneración de la musculatura por causas genéticas. “La vida sería trágica si no fuera graciosa”, deslizó el autor de “Una breve historia del tiempo”, que vendió más de 10 millones de copias en el mundo.

“Mis expectativas se redujeron a cero cuando tenía 21 años. Todo desde entonces ha sido un extra”, reveló con su voz robótica en una entrevista al The New York Times, en 2004.

“He vivido con la perspectiva de una muerte prematura durante los últimos 49 años. No tengo miedo de la muerte, pero no tengo prisa a morir. Hay tanto qué quiero hacer primero…”, sostuvo en una nota con The Guardian, en 2011.

En 2007, Hawking se convirtió en la primera persona cuadripléjica en experimentar cero gravedad cuando viajó en un avión diseñado para producir este efecto. “Creo que la raza humana no tiene futuro sino viaja al espacio”, dijo.

Su vida fue llevada al cine en 2014 cuando se estrenó “La teoría del todo”, film que fue protagonizado por Eddie Redmayne, por cuyo papel recibió el premio Oscar al mejor actor.

Recientemente, la NASA expresó su último adiós: “Sus teorías abrieron un universo de posibilidades que nosotros y el mundo estamos explorando. Que sigas volando como superman en microgravedad, como dijiste a los astronautas en @Space_Station en 2014”.

BBC mundo

.

 

Powered by WordPress.