Sidebar

19
Thu, Jul
23 New Articles

Deportes
Tipografia

El árbitro argentino, el elegido para la Supercopa, cobró mal un penal para General Díaz. Con ese gol los locales se pusieron 2-1 y eliminaron a Barcelona de Ecuador de la Sudamericana. El juez ya venía de una mala actuación en Racing - Vélez.

Una de las principales polémicas en la previa de la final entre River y Boca por la Supercopa Argentina pasaba por quién sería el árbitro del partido. Así, Horacio Elizondo se reunió con Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio (también estuvo el presidente de AFA, Claudio Tapia) y propuso a Patricio Loustau. Los presidentes de ambos clubes estuvieron conformes, aceptaron la propuesta y el sábado se anunció que sería el juez de la Súper final.

Sin embargo, desde que fue elegido para dirigir ese trascendental encuentro, Pato no tuvo buenas actuaciones. El último fin de semana protagonizó un polémico arbitraje en el choque entre Racing y Vélez: no sancionó dos penales para la Academia (uno dudoso) y expulsó mal a dos jugadores del Fortín y a uno del local (Sigali). Y este miércoles le tocó dirigir el encuentro entre General Díaz y Barcelona de Ecuador por la Copa Sudamericana y nuevamente quedó envuelto en una polémica.

A los 71 del segundo tiempo, cuando el partido estaba 1-1, sancionó penal para General Díaz por una mano de Ariel Nahuelpán en el área. Sin embargo, si bien el argentino tocó la pelota con la mano, no tuvo intención y no debió haberlo cobrado. El árbitro quedó tapado en la jugada, así que se apoyó en su segundo asistente, Maximiliano del Yesso, para sancionarlo. Así, desde los 12 pasos, Rogerio Leichtweis puso el 2-1 para los locales, y con ese resultado eliminaron a los de Guayaquil de la competencia.

Pero esa no fue la única intervención de la terna arbitral, unos minutos más tarde, el otro línea anuló un gol para Barcelona por offside. En este caso, el asistente 1, Julio Fernández, estuvo acertado en la decisión. Y ya sobre el final del encuentro, Loustau expulsó a Cristian Martínez Medina, de General Díaz, por doble amarilla. En esta oportunidad el árbitro hizo lo correcto.

Este fue el último partido de Loustau antes de la final entre River y Boca. El próximo fin de semana no tendrá actividad en el fútbol argentino. Y para este jueves, a las 12.30, está previsto que brinde una conferencia con Horacio Elizondo para hablar del arbitraje en la Supercopa. Por ser un partido especial, serán seis los árbitros: además de Loustau estarán los dos líneas, el cuarto árbitro, y habrá dos jueces más ubicados detrás de los arcos.

Fuente: Ole

Powered by WordPress.