Sidebar

27
Thu, Jul
52 New Articles

Policiales
Tipografia

El cadáver fue hallado en una descampado ubicado a unos 8 kilómetros de la ciudad. Sebastián Wagner, el principal sospechoso, fue detenido anoche

Tras permanecer una semana desaparecida, finalmente el cuerpo de la joven Micaela García fue encontrado en la localidad entrerriana de Gualeguay. El cadáver fue hallado en un descampado ubicado a ocho kilómetros de la ciudad, cerca de un camino que conduce a la localidad de Calderón.

Según trascendió en un primer momento, los datos del lugar fueron brindados por Sebastián Wagner, el principal acusado del crimen. Sin embargo, el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, dijo que llegaron al lugar a partir de labores de inteligencia que se llevaron a cabo los últimos días. Aunque faltan los resultados de la autopsia, el comisario dijo que el cadáver presentaba "señales propias de un cuerpo que estuvo siete días a la intemperie".

La joven de 21 años desapareció en la madrugada del último sábado a la salida del boliche "King" en Gualeguay. Desde el minuto cero, las sospechas se centraron en Wagner, un hombre que había sido condenado a 9 años de prisión por dos violaciones, pero que al cumplir las dos terceras partes de su condena obtuvo la libertad condicional.

Anoche el caso sufrió un importante giro. El principal sospechoso fue detenido en la localidad bonaerense de Moreno, tras ser entregado por su madre. En los momentos previos a su captura, el jefe de la policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, informó que vivieron momentos tensos, ya que el principal sospechoso estaba armado e intentó dispararse en dos oportunidades.

Sin embargo, el arma falló, y el violador fue retenido para ser trasladado nuevamente a Gualeguay. Según fuentes policiales, el prófugo habría llegado el martes hasta la localidad bonaerense de Campana, donde familiares lo habrían recogido para llevarlo a una villa de Moreno.

La palabra del fiscal

Esta mañana, poco antes del hallazgo del cadáver, el fiscal fiscal coordinador de Gualeguay, Dardo Tortul, habló de la investigación y no dudó en decir que el acusado está vinculado con el hecho.

Advirtió que "al haberse fugado" Wagner "se confirma la hipótesis" de la justicia sobre su posible vinculación con la "que dio lugar a su pedido de detención". Remarcó que las dos principales guías de la investigación eran hallar a la joven desaparecida hace una semana y localizar al sospechoso.

"Nosotros estamos trabajando sobre todas las hipótesis posibles", señaló esta mañana en diálogo con el canal de noticias C5N. Consultado sobre la detención en la localidad bonaerense de Moreno del joven que fue visto en la zona cercana al lugar donde desapareció Micaela García en Gualeguay, señaló que ese era un "dato que abona la teoría el haberse fugado" de Entre Ríos.

El caso generó una gran conmoción en la provincia y en el país en general. Se libró una intensa campaña de búsqueda por distintos medios y distintas fuerzas de seguridad se avocaron a a dar con el paradero de la joven.

Efectivos de toda la región se acercaron a la zona para colaborar. En los últimos dos días, bomberos de la localidad de Ramírez trabajaron con perros entrenados para la búsqueda de personas con y sin vida, mientras que uniformados de Concepción del Uruguay ayudaron con un bote semirrígido para la búsqueda en agua.

Quién es el juez que permitió que el violador estuviera en libertad


Sebastián José Luis Wagner, el joven de 29 años sospechoso de haber asesinado a Micaela García (21), estaba en libertad a pesar de haber sido condenado en 2012 por la violación de dos estudiantes universitarias en Concepción del Uruguay. ¿Por qué? Porque el juez de Ejecución de Penas entrerriano Carlos Alfredo Rossi decidió desoír el informe del Servicio Penitenciario provincial y el dictamen de la Fiscalía que desaconsejaban su liberación.

Las violaciones de las dos jóvenes habían sido cometidas en julio y noviembre de 2010. Además, hubo un tercer caso por el que Wagner, apodado "El Melli", fue absuelto por el beneficio de la duda: no se pudo determinar si fue él o su hermano gemelo, Maximiliano Wagner, el autor de la violación. En 2012, Wagner había recibido una pena de 9 años de prisión. Sin embargo, se encontraba en libertad desde el año pasado por la decisión del juez Rossi.

"Este Consejo Correccional emite opinión desfavorable en relación a lo peticionado por el interno penado", dijo en su conclusión el informe de la Unidad 9 de Gualeguaychú del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, conocida como "Granja Penal" o "Colonia El Potrero", donde pasó sus últimos días detenido Wagner.

"Visto lo dictaminado en el informe del Equipo Técnico Criminológico de esta Unidad, donde se emite opinión desfavorable y que el interno, más allá de respetar las normas establecidas en esta institución y de cumplir con laborterapia a través del espacio laboral brindado por el establecimiento, en el aspecto educativo y psicoterapéutico no se ha incorporado a los espacios que brinda la Unidad Penal", agrega el documento que lleva la firma del director de la Unidad 9, alcaide mayor Ricardo Iglesias; el jefe de la División Industrial, adjutor Sergio Quintana; el jefe de la División Tratamiento Correccional, adjutor principal Alfredo Carballo; y del jefe de la División Cuerpo Penitenciario, subalcaide Hugo Imas.


La advertencia del Servicio Penitenciario no fue suficiente para el juez Rossi, quien otorgó el beneficio de la libertad condicional a Wagner el 5 de julio de 2016, aun cuando su condena a prisión expiraba el 16 de julio de 2018.

En una entrevista de 2014 al diario El Argentino de Gualeguaychú, el juez Rossi sostuvo que "ninguna de las opiniones que intervienen en los informes sobre un recluso es vinculante" sino que "son estudios que me dan orientación para una mejor decisión". El magistrado recordaba entonces que "los internos son evaluados permanentemente y calificados cada tres meses" por un equipo interdisciplinario, que "evalúan cómo el interno se ha adaptado al tratamiento para la reinserción que se le ha fijado. Si la persona resulta refractaria a ese tratamiento, lo posicionan de manera desfavorable".

Ese informe fue el que decidió ignorar el año pasado para liberar al principal sospechoso por el asesinato de Micaela García.

Ayer viernes, una marcha de vecinos de Gualeguaychú recorrió el centro de la ciudad hasta los Tribunales y luego hasta la casa del juez Rossi. Además, el senador provincial Nicolás Mattiauda adelantó que presentará una denuncia ante el Jurado de Enjuiciamiento de Entre Ríos.

Micaela tenía 21 años y fue vista por última vez el pasado sábado 1° de abril a las 5 am, cuando salió del boliche King, en Gualeguay, y se fue caminando rumbo a su casa. Desde entonces, era buscada intensamente por los investigadores. García era oriunda de Concepción del Uruguay, pero estudiaba profesorado de Educación Física en Gualeguay.

Tras las primeras pesquisas, los investigadores pudieron identificar a la joven en las cámaras de seguridad privada de la zona próxima al boliche, y mostraron a un Renault 18 Break con vidrios polarizados merodeando la zona.

Infobae

Powered by WordPress.